Usuario - - Acceso de Usuarios
Jueves - 21.Marzo.2019

Alojamientos
Turismo Rural en Noya, Muros y alrededores Turismo Rural
Hoteles en Noya, Muros y alrededores Hoteles
Rutas
Ayuntamientos
Boiro. Lugares. Historia. Fiestas Boiro
Brión. Datos de interés. Historia. Fiestas Brión
Carnota. Lugares. Historia. Fiestas Carnota
Lousame. Lugares. Historia. Fiestas Lousame
Muros y sus alrededores. Datos de interés. Historia. Fiestas Muros
Noia. Datos de interés. Historia. Fiestas Noya
Outes. Lugares. Historia. Fiestas Outes
Padrón. Lugares. Historia. Fiestas Padrón
Porto do Son. Datos de interés. Fiestas. Historia Porto do Son
Rianxo. Lugares. Historia. Fiestas Rianxo
Rois. Lugares. Historia. Fiestas Rois
Costa de la muerte
Camariñas. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Camariñas
Cee. Lugares. Historia. Destacados Cee
Corcubión. Lugares. Historia. Destacados Corcubión
Fisterra. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Fisterra
Laxe. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Laxe
Malpica. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Malpica
Muxía. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Muxía
Ponteceso. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Ponteceso
Vimianzo. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Vimianzo

Noia, Lousame, Brión, Padrón y Santiago de Compostela

ver las estadisticas del contenido recomendar  contenido a un amigo

mapa de rutaEn este nuevo itinerario, dejamos atrás el mar como referente en nuestro viaje para adentrarnos en la accidentada montaña gallega.
El trayecto que hemos seleccionado, de aprox. 60 km, comienza en Noia y nos llevará a la capital de Galicia, no sin antes hacer un breve recorrido por las tierras próximas, que en nuestra modesta opinión, resultaran de gran interés para el viajero.

Tomamos la salida de Noia dirección Santiago, a través de la carretera C-543. Tan sólo unos kilómetros más allá de nuestra partida, hacemos entrada en el ayuntamiento de LOUSAME, el de mayor extensión geográfica de toda Galicia.

vistas de Lousame

La orografía es muy escarpada, con valles y ríos que convergen a la ría de Noya y Muros, al norte del municipio (nuestra izquierda) y con altas montañas al sur (nuestra derecha), conformando parte de la conocida como Serra do Barbanza. Es aquí donde se ubican las cumbres más altas de la comarca; los montes Iroite y A Muralla (674 m) desde los cuales se contemplan unas espléndidas vistas de la ría.
Nuestro primer alto en el camino será en la parroquia de Lesende, a la que accederemos tras tomar un desvío a la derecha.
En este lugar muy próximo a la iglesia parroquial, encontramos testimonio de la presencia de pueblos prehistóricos.
En general, esta localidad es muy rica grabados rupestres, mámoas y castros, pero sin duda los más llamativos son los Petroglifos de Lesende, fechados en la Edad de Bronce se encuentran en una superficie granítica de gran dimensión en un paraje conocido por los lugareños como Agro da Costa.

 Volvemos a retomar de nuevo la C-543 y avanzamos un par de kilómetros para llegar a San Xusto de Toxosoutos.Volvemos a retomar de nuevo la C-543 y avanzamos un par de kilómetros para llegar a San Xusto de Toxosoutos.
Ya desde la carretera podemos apreciar la construcción histórica más importante de Lousame: la Iglesia de Santa María o Monasterio de Toxosoutos del año 1132. Esta edificación de estilo barroco, sufrió varias reformas a lo largo de la historia que han mermado su vistosidad con respecto a la estructura inicial, así el claustro en su totalidad, fue trasladado piedra por piedra al palacio Pena Douro en Noia.
Desde el ábside de la iglesia, alcanzamos a ver los espectaculares saltos de agua o fervenzas de Toxosoutos, obligada visita para los amantes de la naturaleza, debemos bajar y seguir el curso del río para disfrutarlas más de cerca.

Proseguimos nuestro viaje, para recorrer la distancia que nos separa del ayuntamiento de BRIÓN, y en el lugar de Os Anxeles tomamos el desvío a la derecha (AC-300) para seguir la Ruta Rosaliana, no sin antes divisar a lo lejos (a nuestra izquierda) las ruinas de las Torres de Altamira, una fortaleza del siglo IX desde la que se controlaban las tierras del condado de Altamira.
De camino a Padrón, pasamos por Bastavales, un breve camino por el valle de A Mahía. A su iglesia parroquial y más en concreto, a sus campanas, dedicó un extenso poema la mejor poetisa gallega de todos los tiempos, Rosalía de Castro en su libro Cantares Gallegos(1863).

Dejamos atrás Brión, y enlazamos la carretera nacional N-550 dirección a PADRÓN, pero antes de llegar, dos puntos reclaman nuestro interés; el primero, la iglesia de A Escravitude del siglo XVIII, de la que destacamos su inmensa escalinata bajo la que se halla la fuente considerada como santa por los fieles. El segundo es la villa de Iria Flavia, en su momento una gran ciudad romana, actualmente es conocida por ser la cuna natal y lugar donde descansan los restos del premio Nobel Camilo J. Cela. Destacamos aquí, la iglesia de Iria Flavia levantada en el siglo XII y las Casas dos Canónigos, que acoge la sede de la Fundación del insigne escritor.

La historia de PADRÓN está ligada a la tradición Jacobea, de hecho toma su nombre de la piedra o pedrón a la que, supuestamente, fue amarrada la barca que trasladó al Apóstol Santiago desde Jerusalén. Esta reliquia se expone actualmente, en la iglesia parroquial de Santiago de Padrón.
Buena prueba de la importancia histórica de esta ciudad es su casco antiguo, en el que podemos contemplar construcciones civiles como la Casa Consistorial o el palacio del Obispo de Quito, y religiosas como la citada iglesia parroquial o numerosos cruceiros que, sin duda no nos resultan indiferentes
En la actualidad, este municipio es conocido por sus famosos pimientos, en su honor se celebra el primer domingo de agosto la llamada Festa do Pemento. Si es domingo por la mañana, no debemos desperdiciar la oportunidad de hacer alguna compra en la inmensa feria que se instala en la alameda de O Espolón, allí se dan cita gran número de comerciantes con todo tipo de artículos a la venta.

Casa-Museo Rosalía

Por último, recomendamos visitar la Casa-Museo de Rosalía de Castro, en el lugar de A Matanza, muy cerca del centro urbano. En ella vivió sus últimos años la célebre escritora, y desde 1.971 se habilitó como museo para reproducir el estilo de vida de la época. Está abierto al público en horario de mañana y tarde excepto lunes y domingos por la tarde.

Retomamos la N-550, esta vez para volver sobre nuestros pasos y dirigirnos a la capital de Galicia. Tras haber recorrido 18 km. habremos llegado al punto final de nuestra ruta; SANTIAGO DE COMPOSTELA.
Efectuamos la entrada a la ciudad por su acceso sur, que continuamos hasta el centro, muy pronto contemplamos a nuestra izquierda la Alameda, uno de los muchos espacios verdes de la ciudad. En este momento el desplazamiento en coche ha tocado a su fin, a partir de ahora nuestro camino continúa a pie.
Accedemos al casco histórico, por una de las principales entradas, la conocida como Porta de Faxeiras. Proseguimos por la Rúa do Franco, calle famosa por concentrar el mayor número de restaurantes por metro cuadrado de la ciudad. En sus escaparates podemos contemplar y en su interior degustar los productos más típicos de la cocina gallega. Hacia el final de esta mítica calle, nuestros ojos alcanzan ya, a divisar los primeros trazos de las torres de la catedral.

fachada ObradoiroHemos llegado.
Lo primero que nos llama la atención es la gran dimensión de la plaza del Obradoiro.
Debemos fijar en nuestra retina esta imagen y en nuestra memoria la sensación única de verla por primera vez, realmente impresiona, no sólo por la belleza de la fachada oeste de la Catedral sino también por la importancia de las construcciones que la rodean; el Pazo de Raxoi, actual sede del ayuntamiento (enfrente de la catedral), el Hostal dos Reis Católicos a su derecha y el Rectorado de la Universidad de Santiago a la izquierda.

Los accesos a la catedral son múltiples, y cada uno de ellos está flaqueado por una plaza: la plaza da Inmaculada en la cara norte, que da acceso a la fachada de la Azabachería que tomó su nombre por el gran número de talleres que trabajaban el azabache. La plaza das Praterías, en el lado sur que enmarca la única fachada románica que conserva la catedral, la fachada de Praterías, y por último la plaza da Quintana en la cara este.

Pórtico de la Gloria

Nosotros entramos a la Catedral por la fachada del Obradoiro para poder contemplar la majestuosidad del Pórtico de la Gloria esculpido por el Maestro Mateo durante 20 años. En su columna central, el autor se autoesculpió arrodillado en señal de devoción, aunque tradicionalmente lo conocemos como el "Santo dos Croques".

Una vez en el interior del templo, admiramos la planta de la construcción de cruz latina, con tres naves, la mayor, la central, tiene una extensión de 97 m de largo y 20 m de alto, y está cubierta por bóveda de cañón. Si subimos por las escaleras de la derecha del Altar Mayor para abrazar la figura del Apóstol Santiago, bajamos por la izquierda para descender a la cripta que alberga sus restos mortales, por los cuales la ciudad se ha convertido el centro de espiritualidad jacobea.


Pero en Santiago no sólo podemos visitar monumentos históricos, la oferta cultural se extiende a exposiciones, en el Museo da Arte Contemporánea y en el Museo do Pobo Galego, conciertos, etc...
Recomendamos hacer una visita a la Oficina Municipal de Turismo situada en la rúa do Villar (paralela a la rúa do Franco) donde podemos conseguir un plano para conocer la ciudad al detalle e informarnos sobre las posibilidades culturales y lúdicas del momento.


DONDE COMER....
Nuestra recomendación es:

BRIÓN: Restaurante Abelleira

18/04/2006 ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Aceptar