Usuario - - Acceso de Usuarios
Lunes - 09.Diciembre.2019

Alojamientos
Turismo Rural en Noya, Muros y alrededores Turismo Rural
Hoteles en Noya, Muros y alrededores Hoteles
Rutas
Ayuntamientos
Boiro. Lugares. Historia. Fiestas Boiro
Brión. Datos de interés. Historia. Fiestas Brión
Carnota. Lugares. Historia. Fiestas Carnota
Lousame. Lugares. Historia. Fiestas Lousame
Muros y sus alrededores. Datos de interés. Historia. Fiestas Muros
Noia. Datos de interés. Historia. Fiestas Noya
Outes. Lugares. Historia. Fiestas Outes
Padrón. Lugares. Historia. Fiestas Padrón
Porto do Son. Datos de interés. Fiestas. Historia Porto do Son
Rianxo. Lugares. Historia. Fiestas Rianxo
Rois. Lugares. Historia. Fiestas Rois
Costa de la muerte
Camariñas. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Camariñas
Cee. Lugares. Historia. Destacados Cee
Corcubión. Lugares. Historia. Destacados Corcubión
Fisterra. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Fisterra
Laxe. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Laxe
Malpica. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Malpica
Muxía. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Muxía
Ponteceso. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Ponteceso
Vimianzo. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Vimianzo

Noia. Historia

ver las estadisticas del contenido recomendar  contenido a un amigo

Una antiquisima tradición atribuye el origen legendario de Noia a una nieta de Jafet, el hijo de Noé, que atracó en estas costas después del diluvio. Tal vez haya dado pie a esta leyenda la cita de Plinio en su Historia Natural, cuando habla de la fortaleza de Noela y describe los pueblos celtas de esta tierra.

El escudo de Noia, que ya se usaba en el siglo XVI, recoge esta leyenda en sus emblemas, donde se ve el arca de Noé flotando sobre el mar y, encima de ella, una paloma con el ramo de olivo en el pico.

Los únicos restos de sus primitivos pobladores se reducen al dolmen de Argalo y a algunos castros. El dolmen de Argalo, llamado popularmente Cova da Moura, conserva sus nueve ortoestatos, aunque perdió la cobertura. En su entorno se recogieron interesantes restos prehistoricos. El camino que sube al Páramo, donde se encuentra el megalito, contornea el castro de Sobreviñas.

Otros castros se localizan en el monte San Lois, donde también se pueden ver algunos grabados rupestres, y a las orillas del Tambre, en el monte Castro, cerca de Roo. El primer documento histórico en que se cita a Noia es del siglo X, cuando formaba parte del señorio de Posmarcos. También aparece en una relación de donaciones hechas por Raimundo de Borgoña y Urraca en 1107 y 1122. Más detallado es el decreto de Fernando II, quien ordena en 1168 la fundación de un burgo dependiente de la sede compostelana en el lugar donde ahora se levanta la ciudad.

En mapas de los siglos XIV y XV figura la ciudad de Noia con sus dos localidades o barrios: el de Noela, donde ahora esta el barrio de Campo (Obre) y el Novium, nuevo burgo amurallado coincidente con el actual casco histórico. El arzobispo francés Berenguel de Lendoira, al ser rechazado por los compostelanos, habia hecho de Noia su residencia habitual.

La favoreció con la construcción de la iglesia de Santa María y completó su fortificación con una muralla de cuatro metros de altura y dos y medio de grosor; tenía doce puertas con arcos ojivales y torreones. Todo ello fue demolido en su mayor parte durante el siglo XVIII. Estas murallas hicieron inexpugnable la localidad cuando intentó apoderarse de ella el duque de Lancaster. La derrota del pretendiente al trono de Castilla hizo exclamar al rey Juan I: Mientras esten en mi poder las fortalezas de Noia y A Coruña, seré rey de Galicia.

Su importancia en el siglo XVI quedo resumida en estas líneas del licenciado Molina en su Descripción de Galicia (Mondoñedo, 1550): La villa de Noia, que es gentil pueblo y de los de mas antigüedad que hay en este Reino, es de gente noble. Hácense aqui muchos y buenos navíos, grandes y pequeños, porque tiene comarca de muy buena madera, cárgase aqui cantidad de sardina, la mejor de todo el Reino, y asi, do quiera que llega alguna sardina, preguntan luego por la de Noia, porque habiendo ésta no se despacha otra. A partir del siglo XVIII comenzo a disminuir su importancia económica y comercial, fenómeno generalizado en todas las villas del litoral gallego por esta época.

18/04/2006 ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Aceptar