Usuario - - Acceso de Usuarios
Jueves - 23.Mayo.2019

Alojamientos
Turismo Rural en Noya, Muros y alrededores Turismo Rural
Hoteles en Noya, Muros y alrededores Hoteles
Rutas
Ayuntamientos
Boiro. Lugares. Historia. Fiestas Boiro
Brión. Datos de interés. Historia. Fiestas Brión
Carnota. Lugares. Historia. Fiestas Carnota
Lousame. Lugares. Historia. Fiestas Lousame
Muros y sus alrededores. Datos de interés. Historia. Fiestas Muros
Noia. Datos de interés. Historia. Fiestas Noya
Outes. Lugares. Historia. Fiestas Outes
Padrón. Lugares. Historia. Fiestas Padrón
Porto do Son. Datos de interés. Fiestas. Historia Porto do Son
Rianxo. Lugares. Historia. Fiestas Rianxo
Rois. Lugares. Historia. Fiestas Rois
Costa de la muerte
Camariñas. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Camariñas
Cee. Lugares. Historia. Destacados Cee
Corcubión. Lugares. Historia. Destacados Corcubión
Fisterra. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Fisterra
Laxe. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Laxe
Malpica. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Malpica
Muxía. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Muxía
Ponteceso. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Ponteceso
Vimianzo. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Vimianzo

Malpica de Bergantiños. Historia

ver las estadisticas del contenido recomendar  contenido a un amigo

Malpica de Bergantiños, llamada así para diferenciarse de otros topónimos del nomenclátor español, se define como capital administrativa y comercial del ayuntamiento. Las primeras noticias documentales datan del siglo XIII cuando aparece citada como lugar perteneciente al señorío del arzobispo de Compostela. En el siglo XV, Sancho de Ulloa, Conde de Monterrei, se la arrebataría al arzobispo Alonso II de Fonseca, para incorporarla a sus dominios.

Malpica de BergantiñosSi Buño nació como pieza de barro que gira alrrededor de la "forma" (pieza del torno donde se modela el barro) Malpica vió la luz y creció hechándose al mar. El Cardenal Hoyo refiere que a principios del siglo XVII la actividad económica de la villa se centraba en la pesca de cetáceos, en colaboración con marineros cántabros y vascos, después de pagar estos la tasa estipulada por el arzobispo de Compostela. Aún hoy encontramos muestras de esta pesca en las vigas que sostienen el techo de muchos molinos hidráulicos o mismo de viejas casas de arquitectura marinera, presentes en barrios como los de Atalaia o en el Arenal. La causa de su importancia como puerto ballenero, Malpica fue sede de la Axudantía de Mariña hasta el año 1895, fecha en que se trasladaría a Ponteceso y posteriormente a Corme.

Decaído el auge de la pesca de la ballena, la peligrosa ensenada (o "ribeira" como aun se conoce en la actualidad el puerto malpicano) pasó a ser cala de arriesgados marineros en lanchas de vela que pescaban con artes tradicionales hoy desaparecidas como el "mediomundo". Con posterioridad, el sector pesquero cobró un nuevo impulso tras la aparición de las fábricas de conserva y saladura; ahora la tarrafas se lanzaban al mar para capturar la sardina que llenaría los tabales de los Abella o Modesto Ordóñez. En tiempos de escasez, se buscaban mejores caladeros en la ría de Muros. En la actualidad, Malpica cuenta con una numerosa flota de embarcaciones del cerco y de pesca del día que esperan cada faena en un puerto dotado con inmejorables infraestructuras (fábrica de hielo, lonja nueva, nave de rederas, gran puerto de descarga, dársena de abrigo para pequeñas embarcaciones). Propio del puerto malpicano, el oficio singular en toda Galicia, es la presencia de los boteros, o taxistas del mar, que cada tarde transportan en sus botes a los marineros desde el muro hasta las embarcaciones pesqueras.

Malpica de BergantiñosPero el puerto de Malpica ofrece otros atractivos para el visitante. Entre pescadores de caña a las luras, es fácil sentirse nostálgico mientras marineros izan artes de pesca o mientras tarrafas y motoras se acercan al puerto abarrotadas con la pesca de la noche o del día. Sentadas en el suelo, las atadoras cosen con arte las redes que se rompieron en el fondo del mar. En la lonja, a la primera hora de la tarde, el gritar de la subasta espera una compradora ("pesca" en la gerga local) la voz de "mío" para que se haga el silencio y realizar la compra. Las Fiestas del Mar, en agosto, funden agua, fuego y gente en la alegría.

Despues de saborear cualquiera de los exquisitos platos que ofrecen los restaurantes locales (caldeiradas de pescado, pulpo, marisco), o entre comidas, Malpica invita a echar una caminata por sus calles empinadas, en busca del calor de la conversación alrrededor de una hoguera y probar las sardinas asadas. Tierra a dentro, gentes de taberna con la compañía de la taza hablan de abundantes caladeros y duras faenas en el mar. Las plazas de la villa marcan la vida de Malpica marinera. La Plaza de Anselmo Villar Amigo, recuerda la figura singular de este bienhechor emigrado a la ciudad de Buenos Aires. La Plaza de Santa Lucía fue tiempo atrás espacio de hostales como El Tesoro Escondido donde se hospedó el escritor sevillano Pepe Más, y ojo de los Bajos de Baldayo en días de temporal.

Malpica. Puerto



En las paredes de la Casa del Pescador, edificio inaugurado en 1956, dejó su huella el pintor Urbano Lugrís. En su paso por Malpica de Bergantiños legó varios murales, llenos de textos poéticos, flora y fauna marina, leyendas y literatura del mar; dos trípticos hagiográficos y una rosa de los vientos. De espaldas al puerto, se abren a las Sisargas el paseo marítimo y la Area Maior, espacios ambos de descanso para el viajero y lugar de encuentro para surfistas durante todo el año.

28/06/2006 ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Aceptar