Usuario - - Acceso de Usuarios
Jueves - 21.Septiembre.2017

Alojamientos
Turismo Rural en Noya, Muros y alrededores Turismo Rural
Hoteles en Noya, Muros y alrededores Hoteles
Rutas
Ayuntamientos
Boiro. Lugares. Historia. Fiestas Boiro
Brión. Datos de interés. Historia. Fiestas Brión
Carnota. Lugares. Historia. Fiestas Carnota
Lousame. Lugares. Historia. Fiestas Lousame
Muros y sus alrededores. Datos de interés. Historia. Fiestas Muros
Noia. Datos de interés. Historia. Fiestas Noya
Outes. Lugares. Historia. Fiestas Outes
Padrón. Lugares. Historia. Fiestas Padrón
Porto do Son. Datos de interés. Fiestas. Historia Porto do Son
Rianxo. Lugares. Historia. Fiestas Rianxo
Rois. Lugares. Historia. Fiestas Rois
Costa de la muerte
Camariñas. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Camariñas
Cee. Lugares. Historia. Destacados Cee
Corcubión. Lugares. Historia. Destacados Corcubión
Fisterra. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Fisterra
Laxe. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Laxe
Malpica. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Malpica
Muxía. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Muxía
Ponteceso. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Ponteceso
Vimianzo. Lugares. Historia. Destacados. Fiestas Vimianzo

Carnota. Patrimonio Natural

ver las estadisticas del contenido recomendar  contenido a un amigo

Al abrigo del Olimpo Celta; los lugares de O Pindo y O Ézaro, constituyen dos pequeños puertos pesqueros que complementan la actividad marinera con la turística dado el cada vez mayor número de visitantes que acogen. El lugar supone un regalo para los sentidos al ofrecernos, no sólo las impresionantes formas rocosas del Monte Pindo, sino también el espectáculo del único río de Europa que desemboca en el mar en cascada: el Xallas. Desgraciadamente, en la actualidad esta maravilla sólo puede ser admirada en determinadas épocas del año, debido a la explotación hidroeléctrica de su cauce.

O Pindo hasta hace poco pertenecía a la parroquia de San Mamede de Carnota. El camino que antigüamente unía las dos poblaciones discurría por Chan das Lamas. Trayecto este moy recomendable, no sólo por su valor paisajístico sino también porque le acompañarán los personajes de innumerables leyendas, que allí residen.

Carnota

Recorrer el Monte Pindo es una experiencia inolvidable. Lo aconsejable es ascender a las cumbres más importantes, a la del Pico da Moa (627 m.) y a la de Penafiel (390 m.). En esta última, las leyendas sitúan un lugar de culto celta, profanado en la época romana por el general Lucio Sestio, que dió nombre al ara. Posteriormente se construiría el también legendario castillo de Penafiel, destruido en la revuelta irmandiña. Se trata de una subida de dificultad media pero que sin duda vale la pena.

Es de interés, así mismo, la visita al lugar de Pedrullo, dónde también quedan las ruinas de otro castillo medieval, Sant Jiurgium (San Xurxo), levantado en el siglo X y también destruído en 1467 por los Irmandiños. Se diice que quedó reducido al estado actual, un montón de pequeñas piedras esparcidas por la zona, a causa de los buscadores de tesoros, que creían que en los restos del castillo estaban escondidas pertenencias de la reina Lupa.

Carnota

Obligada es la visita al llamado Olimpo Celta, un lugar de encanto y encantado, dónde sólo los dioses pudieron modelar a viento y auga los gigantes que protegen el lugar. Se puede acceder a esta zona desde diferentes puntos, siendo O Pindo y el Porto de Quilmas los más próximos. En calquier caso no olvide que la distancia en el Monte Pindo es un regalo. Recréese pues en sus rutas.

Carnota


El mar suaviza el agreste litoral de estas tierras creando arenales de especial hermosura, casi vírgenes y de arena blanca y fina. Entre todos destaca la Playa de Carnota, que desde la Punta dos Remedios hasta la Punta de Caldebarcos alcanza casi los siete kilómetros de longitud en los que se dan hasta cuatro ecosistemas diferentes: la propia playa, una zona de dunas, otra intermareal y las marismas, formadas por la desembocadura del río Vadebois (Boca do Río). Es esta última la más impresionante dada la enorme riqueza biológica de este lugar, considerada como espacio natural protegido.

Todo este patrimonio natural puede ser 'vivido' también desde diferentes miradores naturales:

· En las proximidades del Monte Cubelo está el 'miradoiro de Louredo', desde dónde se divisa la playa de Carnota flanqueada por el Monte Pindo.

· En el lugar llamado Cruz do Santo, próximo a la ermita de San Mamede, tendremos una inolvidable panorámica del valle y playa de Carnota, con el océano al fondo.

· Por la carretera de As Paxereiras a Muros, hai un punto, a la altura de la vila de Carnota, dónde podemos gozar de una amplia y espectacular vista de todo el municipio.

26/06/2006 ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Aceptar